info@glc.sv (+503) 2260-6265

R.·.L.·.S.·. Excélsior 17 No. 3, 137 años de vida

La noble Orden de la Masonería se ha desarrollado en el país con una tradición que lleva mucho más de un siglo, de contribuir a la formación de hombres moralmente libres, y de realizar aportes a la sociedad salvadoreña. La Resp.·. Log.·. Simb.·. Excélsior17 No 3, está ligada a la historia de la Masonería Salvadoreña por haber sido parte de la cuna de la Orden en El Salvador.

La Respetable Logia Excélsior 17 No. 3 se fundó originalmente con el nombre “Excélsior 17” por iniciativa de diez hermanos residentes en el país, ocho de ellos afiliados a Orientes Masónicos extranjeros. Estos hermanos firmaron el 24 de marzo de 1882 una solicitud de Carta Patente ante la autoridad competente, que en aquellos días era el Supremo Consejo Centroamericano. El acto solemne de Instalación tuvo lugar el 25 de abril de 1882 con el nombre de “Excélsior No 17”.

El primer V.·.M.·. de esta Logia fue el V.·.H.·. Juan Rafael Carazo Alvarado, quien estuvo anteriormente estuvo afiliado a otras Logias de Centro América y además fue miembro del Gran Consistorio de Costa Rica.

La Respetable Logia Excélsior 17 gestionó diversos proyectos sociales como el Asilo Sara Zaldívar y el Hogar del Niño San Vicente de Paul, instituciones con más de 100 años de funcionamiento.

A partir de su Instalación, esta venerable logia ha sido pilar para el desarrollo de la Masonería en el país, lográndose la creación de la jurisdicción masónica en el país con la Instalación de la Gran Logia Cuscatlán, el 22 de septiembre de 1912. Con este cambio trascendental se inicia una nueva numeración propia de las logias salvadoreñas: la Respetable Logia Sihuatehuacán en la zona occidental en el Valle de Santa Ana, recibe el No. 1; la Resp.·. Log.·. Osiris en el Valle de San Miguel (en la zona oriental) recibe el No. 2; y la Resp.·. Logia.·. Excélsior 17 en la zona central, recibió el No. 3.

En octubre de 1883, la Respetable Logia Excélsior 17 No 3 tuvo su propia sede para realizar sus trabajos, la cual estuvo ubicada sobre la 2da. Calle oriente y 8a. Avenida Sur de esta ciudad. En ese mismo lugar, posteriormente se construyó el edificio de la Gran Logia Cuscatlán, que fue inaugurado el 16 de enero de 1915. Este edificio fue devastado por el terremoto de 1917, fue recuperado y destruido nuevamente por el terremoto del 10 de octubre de 1986.

La Respetable Logia Excélsior 17 No 3 además, ha dado origen al levantamiento de columnas de varias de las logias de la obediencia.

Por su ejemplo de tenacidad, disciplina y entrega, honramos con esta mención, la trayectoria de la venerable Logia Excélsior 17 No. 3, con motivo de su CXXXVII Aniversario.